Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Jueves 23 de Noviembre de 2017

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

MIÉRCOLES 10 DE MAYO DE 2017
3

Una chance de ser papás

La ovodonación es un proceso que le permite a las parejas con inconvenientes biológicos para concebir, la posibilidad de ser padres. Pero muchas prepagas y obras sociales se niegan a cubrir el tratamiento. ¿Cómo hay que reclamar para que cubran este tratamiento?

Una chance de ser papás

Las mujeres nacen con un determinado número de óvulos para toda la vida, pero después de los 35 años esa cantidad disminuye, la calidad ya no es buena, y el proceso de fertilidad no es exitoso. Ante eso, muchas de esas parejas recurren a los bancos de óvulos para poder formar una familia finalmente.

Pero en nuestro país las obras sociales y las prepagas se están negando a cubrir los gastos de la ovodonación. Hace un tiempo, estas mismas empresas tampoco pagaban el costo del proceso de la fertilidad asistida, pero todo cambió cuando salió la ley 26.862, nos explicó la Dra. Vanesa Di Cataldo, abogada especialista en derecho de salud. 

La ovodonación es una nueva manera de ser padres a través de la donación de óvulos de un tercero al matrimonio. Ante las negativas de las empresas de salud, las familias se quedan con eso e invierten más de 200 mil pesos para conseguirlo de igual forma.

Otras personas van a un amparo judicial, pero eso también significa perder tiempo y dinero. Lo que la abogada especialista está logrando e intenta promover, es que las familias vayan a una mediación con las empresas para que cubran el proceso. “En el 90% de los casos los jueces otorgan el amparo porque no es algo de lujo, sino la única manera en la que el matrimonio pueda tener un hijo”, señaló.

Las Obras Sociales y las prepagas argumentan que los bancos de óvulos no están con la debida registración, pero de igual forma y hasta ahora, los jueces le otorgan el poder a la persona para que haga la ovodonación y les contestan a las empresas que el derecho a la vida y a tener un hijo es más importante que un tema administrativo.

Este tipo de conflicto también suele darse en los tratamientos de donación de células madre, o en otros que están vinculados a personas que sufrieron algún ACV, Parkinson o Alzhéimer. “En estos casos se tuvo mucho éxito”, definió la abogada.

“Nunca se olviden que las prepagas siempre están mirando sus propios intereses. Si las familias se acercan pidiendo el tratamiento, y se encuentran con una respuesta negativa, esa no es la última puerta. Deben insistir y consultarle a un profesional del derecho. El primer paso después de eso es conseguir por escrito, y en una carta documento esa negativa para que el letrado pueda iniciar la mediación”.

En este artículo de Defiendase te recordamos que formar una familia es un derecho y que estas empresas tienen obligaciones que cumplir. Mientras que el consejo de la Dra. Di Cataldo, para todas las mujeres, es congelar una cierta cantidad de óvulos antes de los 35 años para usarlos en el futuro o para donarlos, y que a la vez traten de ser madres antes de esa edad.


Este artículo fue publicado el día MIÉRCOLES 10 DE MAYO DE 2017 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Una chance de ser papás

La ovodonación es un proceso que le permite a las parejas con inconvenientes biológicos para concebir, la posibilidad de ser padres. Pero muchas prepagas y obras sociales se niegan a cubrir el tratamiento. ¿Cómo hay que reclamar para que cubran este tratamiento?

Una chance de ser papás

Las mujeres nacen con un determinado número de óvulos para toda la vida, pero después de los 35 años esa cantidad disminuye, la calidad ya no es buena, y el proceso de fertilidad no es exitoso. Ante eso, muchas de esas parejas recurren a los bancos de óvulos para poder formar una familia finalmente.

Pero en nuestro país las obras sociales y las prepagas se están negando a cubrir los gastos de la ovodonación. Hace un tiempo, estas mismas empresas tampoco pagaban el costo del proceso de la fertilidad asistida, pero todo cambió cuando salió la ley 26.862, nos explicó la Dra. Vanesa Di Cataldo, abogada especialista en derecho de salud. 

La ovodonación es una nueva manera de ser padres a través de la donación de óvulos de un tercero al matrimonio. Ante las negativas de las empresas de salud, las familias se quedan con eso e invierten más de 200 mil pesos para conseguirlo de igual forma.

Otras personas van a un amparo judicial, pero eso también significa perder tiempo y dinero. Lo que la abogada especialista está logrando e intenta promover, es que las familias vayan a una mediación con las empresas para que cubran el proceso. “En el 90% de los casos los jueces otorgan el amparo porque no es algo de lujo, sino la única manera en la que el matrimonio pueda tener un hijo”, señaló.

Las Obras Sociales y las prepagas argumentan que los bancos de óvulos no están con la debida registración, pero de igual forma y hasta ahora, los jueces le otorgan el poder a la persona para que haga la ovodonación y les contestan a las empresas que el derecho a la vida y a tener un hijo es más importante que un tema administrativo.

Este tipo de conflicto también suele darse en los tratamientos de donación de células madre, o en otros que están vinculados a personas que sufrieron algún ACV, Parkinson o Alzhéimer. “En estos casos se tuvo mucho éxito”, definió la abogada.

“Nunca se olviden que las prepagas siempre están mirando sus propios intereses. Si las familias se acercan pidiendo el tratamiento, y se encuentran con una respuesta negativa, esa no es la última puerta. Deben insistir y consultarle a un profesional del derecho. El primer paso después de eso es conseguir por escrito, y en una carta documento esa negativa para que el letrado pueda iniciar la mediación”.

En este artículo de Defiendase te recordamos que formar una familia es un derecho y que estas empresas tienen obligaciones que cumplir. Mientras que el consejo de la Dra. Di Cataldo, para todas las mujeres, es congelar una cierta cantidad de óvulos antes de los 35 años para usarlos en el futuro o para donarlos, y que a la vez traten de ser madres antes de esa edad.


Este artículo fue publicado el día MIÉRCOLES 10 DE MAYO DE 2017 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.