Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Lunes 26 de Junio de 2017

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE MAYO DE 2017
5

Mobbing. O en criollo, acoso laboral

Los maltratos que afectan la salud mental y física de la persona en el ámbito de su trabajo parecen estar volviéndose moneda corriente en nuestro país. ¿De qué se trata? ¿Qué debo hacer si soy víctima de este acoso? ¿Y si se de alguien que lo sufre? Entérate en este informe.

Mobbing. O en criollo, acoso laboral

En ocasiones trabajar en exceso genera en la persona un fuerte estrés que se convierte con el tiempo en un grave problema. Muchas otras veces, ese desgaste no es producido por la rutina o el trabajo en si, sino por las relaciones hostiles en el trabajo.

Defiendase entrevistó a los doctores David Del Rosal y Francisco Olivares. Ambos son abogados laboralistas especializados en maltrato laboral, y nos explicaron que en el último tiempo las denuncias por acoso sistemático, reiterado y violento a una persona en el trabajo, es decir, por Mobbing están en aumento

El Mobbing está relacionado al estrés laboral, al hostigamiento, al síndrome de Burnout, que es cuando en el trabajo “te queman la cabeza”, y a la vez, con el acoso sexual. Muchas veces, los ataques no son tan claros. A la persona la obligan a realizar tareas humillantes o que están fuera de su rol, o simplemente no les asignan tareas. Muchas de las denuncias radicadas señalan descalificaciones sobre la persona, ataques verbales, hacer correr rumores e infamias sobre su intimidad o bromas “piadosas”.

En nuestro país hay muy pocas estadísticas y prácticamente no son fiables. Los especialistas señalan que estas son muy limitadas tanto en el ámbito cualitativo como cuantitativo, y no hay realmente estudios de fondo que permitan establecer unos parámetros coherentes.

Las cifras que sí puede señalar el Dr. Oliveros son europeas y dicen que alrededor del 12% de la población activa laboralmente son víctimas de estas problemáticas. 

Un error que suelen tener las víctimas del hostigamiento es pedir licencias temporales y mandar un telegrama en el que detallen que fueron acosados pero que quieren volver a su puesto. “Muchas veces la vuelta es peor. Ese hostigamiento va a crecer”, señaló Del Rosal y agregó que la persona que no resuelve este problema suele trasladar el conflicto al próximo ámbito de trabajo. 

En Argentina no hay ninguna ley que hable del maltrato laboral. Solo en algunas provincias como San Juan, Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba, entre otras, hay algunas reglamentaciones para erradicar la violencia en el ámbito público, pero no abarcan el empleo privado. En reiteradas oportunidades el Congreso Nacional trató algunos proyectos para minimizar esta situación, pero terminaron perdiendo estado parlamentario.

El Dr. Francisco Oliveros nos recordó que “en el libro chiquito llamado Constitución Nacional se habla de las condiciones dignas y equitativas de trabajo”, y aseguró que no es digno, ni equitativo que te maltraten, que te humillen o que te hagan la vida imposible. 

¿Qué debo hacer si sufro mobbing?

Estar alerta a las distintas sintomatologías, es decir, ver cuándo puede sentir alguna situación de hostigamiento. Recordemos que estas ocurren sin que nos demos cuenta.

Si esta conducta es reiterada hay que levantar la cabeza y no dejarse maltratar, pero tampoco hay que ser rebelde. “Deben consultarle a algún especialista en maltrato laboral qué hacer, y el especialista debe ser tanto jurídico como psicológico o psiquiátrico”, señaló Del Rosal, mientras que el Dr. Oliveros detalló que “lo ideal es poder identificar la bacteria que te produce tal síntoma y qué es lo que te pasa con eso”.

Lo que no hay que hacer

No se debe esperar al último momento para ir a ver al profesional. Esta actitud limita al especialista porque no se podrá gestionar una reinserción en la empresa, sobre todo si el vulnerado ya decidió irse. Además, pedir ayuda cuando la persona no soporta más, elimina la posibilidad de conseguir pruebas para accionar judicialmente, sí es posible y sí el afectado lo desea.

La tarea del especialista

Lo que siempre se realiza es estudiar a la organización en conflicto y el escenario en el que se mueven los actores. En un empleo privado uno puede preparar la situación como para plantear un despido indirecto por maltrato o despido con causa a favor del trabajador.

Mientras que, en el ámbito público, el empleado no quiere desligarse de su actividad, solo quiere trabajar en condiciones de tranquilidad. Allí debemos tratar de obtener un traslado o un cambio de lugar de tareas, mas allá de las denuncias formales que se puedan hacer respecto al victimario, finalizó Oliveros.

Desde Defiendase te recomendamos hablar con un profesional. En ningún momento debés quedarte callado, o dejar que otro, que es víctima del Mobbing se quede sin hacer nada.


Este artículo fue publicado el día LUNES 1 DE MAYO DE 2017 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Mobbing. O en criollo, acoso laboral

Los maltratos que afectan la salud mental y física de la persona en el ámbito de su trabajo parecen estar volviéndose moneda corriente en nuestro país. ¿De qué se trata? ¿Qué debo hacer si soy víctima de este acoso? ¿Y si se de alguien que lo sufre? Entérate en este informe.

Mobbing. O en criollo, acoso laboral

En ocasiones trabajar en exceso genera en la persona un fuerte estrés que se convierte con el tiempo en un grave problema. Muchas otras veces, ese desgaste no es producido por la rutina o el trabajo en si, sino por las relaciones hostiles en el trabajo.

Defiendase entrevistó a los doctores David Del Rosal y Francisco Olivares. Ambos son abogados laboralistas especializados en maltrato laboral, y nos explicaron que en el último tiempo las denuncias por acoso sistemático, reiterado y violento a una persona en el trabajo, es decir, por Mobbing están en aumento

El Mobbing está relacionado al estrés laboral, al hostigamiento, al síndrome de Burnout, que es cuando en el trabajo “te queman la cabeza”, y a la vez, con el acoso sexual. Muchas veces, los ataques no son tan claros. A la persona la obligan a realizar tareas humillantes o que están fuera de su rol, o simplemente no les asignan tareas. Muchas de las denuncias radicadas señalan descalificaciones sobre la persona, ataques verbales, hacer correr rumores e infamias sobre su intimidad o bromas “piadosas”.

En nuestro país hay muy pocas estadísticas y prácticamente no son fiables. Los especialistas señalan que estas son muy limitadas tanto en el ámbito cualitativo como cuantitativo, y no hay realmente estudios de fondo que permitan establecer unos parámetros coherentes.

Las cifras que sí puede señalar el Dr. Oliveros son europeas y dicen que alrededor del 12% de la población activa laboralmente son víctimas de estas problemáticas. 

Un error que suelen tener las víctimas del hostigamiento es pedir licencias temporales y mandar un telegrama en el que detallen que fueron acosados pero que quieren volver a su puesto. “Muchas veces la vuelta es peor. Ese hostigamiento va a crecer”, señaló Del Rosal y agregó que la persona que no resuelve este problema suele trasladar el conflicto al próximo ámbito de trabajo. 

En Argentina no hay ninguna ley que hable del maltrato laboral. Solo en algunas provincias como San Juan, Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba, entre otras, hay algunas reglamentaciones para erradicar la violencia en el ámbito público, pero no abarcan el empleo privado. En reiteradas oportunidades el Congreso Nacional trató algunos proyectos para minimizar esta situación, pero terminaron perdiendo estado parlamentario.

El Dr. Francisco Oliveros nos recordó que “en el libro chiquito llamado Constitución Nacional se habla de las condiciones dignas y equitativas de trabajo”, y aseguró que no es digno, ni equitativo que te maltraten, que te humillen o que te hagan la vida imposible. 

¿Qué debo hacer si sufro mobbing?

Estar alerta a las distintas sintomatologías, es decir, ver cuándo puede sentir alguna situación de hostigamiento. Recordemos que estas ocurren sin que nos demos cuenta.

Si esta conducta es reiterada hay que levantar la cabeza y no dejarse maltratar, pero tampoco hay que ser rebelde. “Deben consultarle a algún especialista en maltrato laboral qué hacer, y el especialista debe ser tanto jurídico como psicológico o psiquiátrico”, señaló Del Rosal, mientras que el Dr. Oliveros detalló que “lo ideal es poder identificar la bacteria que te produce tal síntoma y qué es lo que te pasa con eso”.

Lo que no hay que hacer

No se debe esperar al último momento para ir a ver al profesional. Esta actitud limita al especialista porque no se podrá gestionar una reinserción en la empresa, sobre todo si el vulnerado ya decidió irse. Además, pedir ayuda cuando la persona no soporta más, elimina la posibilidad de conseguir pruebas para accionar judicialmente, sí es posible y sí el afectado lo desea.

La tarea del especialista

Lo que siempre se realiza es estudiar a la organización en conflicto y el escenario en el que se mueven los actores. En un empleo privado uno puede preparar la situación como para plantear un despido indirecto por maltrato o despido con causa a favor del trabajador.

Mientras que, en el ámbito público, el empleado no quiere desligarse de su actividad, solo quiere trabajar en condiciones de tranquilidad. Allí debemos tratar de obtener un traslado o un cambio de lugar de tareas, mas allá de las denuncias formales que se puedan hacer respecto al victimario, finalizó Oliveros.

Desde Defiendase te recomendamos hablar con un profesional. En ningún momento debés quedarte callado, o dejar que otro, que es víctima del Mobbing se quede sin hacer nada.


Este artículo fue publicado el día LUNES 1 DE MAYO DE 2017 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.