Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Jueves 23 de Noviembre de 2017

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 21 DE MARZO DE 2016
15

Elcuentodeltio.com

Internet ya es parte imprescindible de nuestras vidas. Estamos conectados las 24 horas a través de nuestros teléfonos o computadoras personales. Pero hay que estar atentos. Con el avance tecnológico también llegan algunos problemas.

Elcuentodeltio.com

Según los balances de las cuatro operadoras de telefonía celular (Claro, Movistar, Nextel y Personal), a fines del 2014 el mercado argentino alcanzaba las 62 millones de líneas activas. Esto permite una conectividad en forma masiva que potencia el uso de internet y sus derivados y a veces puede generar serios peligros. Para saber cómo prevenirlos consultamos al Dr. Raúl Martínez Fazzalari, especialista en delitos informáticos.

“Internet da un cierto anonimato que es aprovechado para cometer determinados delitos a través de las redes de información”, afirmó Martínez Fazzalari y agrega que las estafas se multiplicaron en los últimos tiempos con el uso masivo de aplicaciones como WhatsApp o Facebook, detallando que con perfiles falsos de empresas totalmente ficticias “venden” productos en las redes sociales con el solo objeto de acceder a una clave de cuenta bancaria. 

El abogado señala que el engaño más común está en la oferta de algún paquete turístico a un precio irrisorio o la posibilidad de comprar algún objeto a un costo muy bajo. “Alguien lo puede recibir de buena fe pero no es tal porque no existe ni la empresa ni el producto a ser comprado y la estafa sucede al dar los datos de la cuenta bancaria”.

“Otro tipo de fraude ocurre cuando llegan correos electrónicos con un logo oficial de alguna institución y uno piensa que el banco, la entidad financiera o el organismo público le está diciendo o informando algo. Muchas veces estos mecanismos producen el engaño y genera la posibilidad de dar a través del correo una clave bancaria”.

Actualmente, es posible recibir este tipo de comunicados falsos por cualquier medio. “Yo lo puedo recibir mediante un SMS, por un mail o por un WhatsApp, incluso puedo ser engañado por una red social (Facebook o Twitter) al recibir una invitación de una empresa que me dice ser algo que no es”, explica Martínez Fazzalari.

 

¿Todos podemos ser víctimas de engaños?

“Sí. No existe límite de edad, condición social ni geográfica. Hoy lo que se está viendo es que todos podemos ser víctimas de alguna estafa. Uno siempre piensa que el que está del otro lado es quien dice ser y muchas veces esto no ocurre. Por eso volvemos a advertir que hay personas que utilizan el anonimato de la web para cometer delitos”.

¿Cómo evitar las estafas?

El letrado nos cuenta que hay tres maneras para no morder el anzuelo.

“El primer círculo de protección que tenemos que tener somos nosotros mismos. Es la etapa inicial en la cual me pregunto si conozco realmente al ofertante, si me voy a contactar y si tengo la seguridad de donde voy a poner mi tarjeta de crédito”. 

“El segundo círculo es investigar a la empresa  o el perfil de la red social. Me debo preguntar si existe, si está radicada en la argentina y si tengo alguna viabilidad de reclamo ante el conflicto como consumidor”.

“El tercer y último círculo de protección es el que me da las normas. Existe en la República Argentina una base normativa que protege al consumidor. El Código Penal ha receptado hace unos años lo que se denomina delitos informáticos. Posibilitando a que la justicia, los fiscales o la policía investigue”.

¿Qué debo hacer ante un mensaje dudoso?

“Debo desconfiar si pide algún dato personal”. Ninguna entidad bancaria pide confirmación de clave a través del correo electrónico. Ningún organismo oficial público, nacional, provincial y municipal pide datos por ese medio. 

El principal cuidado lo debe tener uno, se puede recibir la estafa por cualquier medio, incluso por teléfono. Llaman argumentando ser de tal o cual institución pidiendo la reconfirmación de la clave bancaria y al otorgarla, ocurrió el engaño. “Puedo recibir estafas vía telefónica y es tan grave como si lo hubiese recibido a través de un medio electrónico”, agrega el abogado. 

Si fui víctima, ¿qué puedo hacer?

“Si ya fui víctima y compruebo que existió la estafa, debo hacer la denuncia. Denunciar es mejor que quedarse en silencio. Si no hay denuncia no hay posibilidad de iniciar acciones legales o que intervenga una fiscalía, y así investigar el origen de la comunicación. En un proceso legal es factible ver el IP de dónde salió el correo electrónico, ver si existen registros y más denuncias.

¿Dónde puedo denunciar?

Se puede denunciar en cualquier fiscalía. Siempre están abiertas para poder plantear estos temas. La acciones del acceso indebido, la estafa a través de medios electrónicos o esparcir virus están contemplados en el Código Penal, es decir, que es ley vigente en la República Argentina. 

Además recomendamos acompañar con la mayor cantidad de pruebas posibles, como capturas de pantallas, certificaciones de comunicaciones, chats y todo lo que se pueda aportar de la misma damnificación.

Por último el doctor Martínez Fazzalari agrega que lamentablemente este tipo de delitos son parte del delito común pero señala que en las fiscalías, en la Policías Federal y provinciales existe conocimiento sobre estas estafas y hoy en día es posible que nos escuchen.


Este artículo fue publicado el día LUNES 21 DE MARZO DE 2016 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Elcuentodeltio.com

Internet ya es parte imprescindible de nuestras vidas. Estamos conectados las 24 horas a través de nuestros teléfonos o computadoras personales. Pero hay que estar atentos. Con el avance tecnológico también llegan algunos problemas.

Elcuentodeltio.com

Según los balances de las cuatro operadoras de telefonía celular (Claro, Movistar, Nextel y Personal), a fines del 2014 el mercado argentino alcanzaba las 62 millones de líneas activas. Esto permite una conectividad en forma masiva que potencia el uso de internet y sus derivados y a veces puede generar serios peligros. Para saber cómo prevenirlos consultamos al Dr. Raúl Martínez Fazzalari, especialista en delitos informáticos.

“Internet da un cierto anonimato que es aprovechado para cometer determinados delitos a través de las redes de información”, afirmó Martínez Fazzalari y agrega que las estafas se multiplicaron en los últimos tiempos con el uso masivo de aplicaciones como WhatsApp o Facebook, detallando que con perfiles falsos de empresas totalmente ficticias “venden” productos en las redes sociales con el solo objeto de acceder a una clave de cuenta bancaria. 

El abogado señala que el engaño más común está en la oferta de algún paquete turístico a un precio irrisorio o la posibilidad de comprar algún objeto a un costo muy bajo. “Alguien lo puede recibir de buena fe pero no es tal porque no existe ni la empresa ni el producto a ser comprado y la estafa sucede al dar los datos de la cuenta bancaria”.

“Otro tipo de fraude ocurre cuando llegan correos electrónicos con un logo oficial de alguna institución y uno piensa que el banco, la entidad financiera o el organismo público le está diciendo o informando algo. Muchas veces estos mecanismos producen el engaño y genera la posibilidad de dar a través del correo una clave bancaria”.

Actualmente, es posible recibir este tipo de comunicados falsos por cualquier medio. “Yo lo puedo recibir mediante un SMS, por un mail o por un WhatsApp, incluso puedo ser engañado por una red social (Facebook o Twitter) al recibir una invitación de una empresa que me dice ser algo que no es”, explica Martínez Fazzalari.

 

¿Todos podemos ser víctimas de engaños?

“Sí. No existe límite de edad, condición social ni geográfica. Hoy lo que se está viendo es que todos podemos ser víctimas de alguna estafa. Uno siempre piensa que el que está del otro lado es quien dice ser y muchas veces esto no ocurre. Por eso volvemos a advertir que hay personas que utilizan el anonimato de la web para cometer delitos”.

¿Cómo evitar las estafas?

El letrado nos cuenta que hay tres maneras para no morder el anzuelo.

“El primer círculo de protección que tenemos que tener somos nosotros mismos. Es la etapa inicial en la cual me pregunto si conozco realmente al ofertante, si me voy a contactar y si tengo la seguridad de donde voy a poner mi tarjeta de crédito”. 

“El segundo círculo es investigar a la empresa  o el perfil de la red social. Me debo preguntar si existe, si está radicada en la argentina y si tengo alguna viabilidad de reclamo ante el conflicto como consumidor”.

“El tercer y último círculo de protección es el que me da las normas. Existe en la República Argentina una base normativa que protege al consumidor. El Código Penal ha receptado hace unos años lo que se denomina delitos informáticos. Posibilitando a que la justicia, los fiscales o la policía investigue”.

¿Qué debo hacer ante un mensaje dudoso?

“Debo desconfiar si pide algún dato personal”. Ninguna entidad bancaria pide confirmación de clave a través del correo electrónico. Ningún organismo oficial público, nacional, provincial y municipal pide datos por ese medio. 

El principal cuidado lo debe tener uno, se puede recibir la estafa por cualquier medio, incluso por teléfono. Llaman argumentando ser de tal o cual institución pidiendo la reconfirmación de la clave bancaria y al otorgarla, ocurrió el engaño. “Puedo recibir estafas vía telefónica y es tan grave como si lo hubiese recibido a través de un medio electrónico”, agrega el abogado. 

Si fui víctima, ¿qué puedo hacer?

“Si ya fui víctima y compruebo que existió la estafa, debo hacer la denuncia. Denunciar es mejor que quedarse en silencio. Si no hay denuncia no hay posibilidad de iniciar acciones legales o que intervenga una fiscalía, y así investigar el origen de la comunicación. En un proceso legal es factible ver el IP de dónde salió el correo electrónico, ver si existen registros y más denuncias.

¿Dónde puedo denunciar?

Se puede denunciar en cualquier fiscalía. Siempre están abiertas para poder plantear estos temas. La acciones del acceso indebido, la estafa a través de medios electrónicos o esparcir virus están contemplados en el Código Penal, es decir, que es ley vigente en la República Argentina. 

Además recomendamos acompañar con la mayor cantidad de pruebas posibles, como capturas de pantallas, certificaciones de comunicaciones, chats y todo lo que se pueda aportar de la misma damnificación.

Por último el doctor Martínez Fazzalari agrega que lamentablemente este tipo de delitos son parte del delito común pero señala que en las fiscalías, en la Policías Federal y provinciales existe conocimiento sobre estas estafas y hoy en día es posible que nos escuchen.


Este artículo fue publicado el día LUNES 21 DE MARZO DE 2016 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.