Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Viernes 14 de Diciembre de 2018

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

DOMINGO 15 DE ABRIL DE 2018
6

Alerta! Ciberbullying

Las cifras de acoso en las redes sociales son preocupantes al igual que las del maltrato en las aulas entre estudiantes. Ante estos abusos, ¿cómo deben actuar los padres del chico afectado?

Alerta! Ciberbullying

En la Argentina 6 de cada 10 alumnos presenciaron escenas de discriminación en la escuela secundaria. Datos que se desprenden de las Pruebas Aprender señalan que el “ Bullying ” es por motivos religiosos, orientación sexual, nacionalidad, etnia y/o características físicas.

El 14% de los estudiantes afirmaron que las burlas y los acosos traspasan las paredes del aula y siguen en las redes sociales. A esta práctica se la llama “ CiberBullying ”, y preocupa aún más cuando son las personas adultas quienes las realizan. Para hablar del tema, Defiendase.com entrevistó al abogado especialista en delitos informáticos, Raúl Martínez Fazzalari.

El letrado señaló que lo primero que hay que averiguar es quién difunde los videos de los acosos. “ Hay que saber el origen, quién lo sube y quién lo comparte. A partir de ese punto es donde se puede empezar a retirar el video, la imagen o el comentario ”.

“Cuando se hacen este tipo de subidas en algún ámbito reducido como en una escuela, lo fundamental es que tanto los padres como los directores traten de ponerse en contacto con el causante para bajarlo. Pero hay que tener en cuenta cuando la imagen es de un menor de edad y lo produce un adulto”, explicó.

Si el acoso lo realiza un menor de edad hacia otro no existe ninguna responsabilidad penal. Solo hay que hablar con los padres del primero para poder acceder a esa cuenta y cortar la multiplicación del material.  

Cuando el acosador es un adulto, y no es cercano al menor como por ejemplo del ámbito escolar, “tendremos que proceder a investigar de qué computadora, IP o dirección surgió el material, y para saberlo hace falta un procedimiento judicial de por medio”.

Si hay un menor implicado hay que efectuar la denuncia. “Hay fiscalías especializadas en todas las provincias y en la Ciudad de Buenos Aires. Hoy en día ya se comprenden estos delitos, hay jueces que tratan estos temas, existe alguna jurisprudencia y las policías del país tienen divisiones para tratar estos delitos”.

Cuando un padre advierte que existe algún problema con un menor conviene recurrir a la justicia y aportar la mayor cantidad de pruebas posibles: capturas de pantalla, comunicaciones de mails, de WhatsApp o de chats. “ Cualquier tipo de imagen que pueda aportar algo a la investigación es fundamental ”,

Si no se denuncia, el delincuente o el acosador continua en el acoso, y la víctima sigue siendo víctima, agregó el abogado.

Hoy hay procesos de investigación muy bien tratados y tenemos que tener en cuenta que el origen de todo este tipo de prácticas siempre es anónimo, aunque nosotros tengamos alguna sospecha, explicó Martínez Fazzalari y remarcó que la justicia no se hace con sospechas sino con certezas, y hay que llegar a ellas. 

Al finalizar la entrevista el abogado añadió el siguiente consejo: denunciar cualquier tipo de acoso o violencia que se ve en las redes sociales.


Este artículo fue publicado el día DOMINGO 15 DE ABRIL DE 2018 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Alerta! Ciberbullying

Las cifras de acoso en las redes sociales son preocupantes al igual que las del maltrato en las aulas entre estudiantes. Ante estos abusos, ¿cómo deben actuar los padres del chico afectado?

Alerta! Ciberbullying

En la Argentina 6 de cada 10 alumnos presenciaron escenas de discriminación en la escuela secundaria. Datos que se desprenden de las Pruebas Aprender señalan que el “ Bullying ” es por motivos religiosos, orientación sexual, nacionalidad, etnia y/o características físicas.

El 14% de los estudiantes afirmaron que las burlas y los acosos traspasan las paredes del aula y siguen en las redes sociales. A esta práctica se la llama “ CiberBullying ”, y preocupa aún más cuando son las personas adultas quienes las realizan. Para hablar del tema, Defiendase.com entrevistó al abogado especialista en delitos informáticos, Raúl Martínez Fazzalari.

El letrado señaló que lo primero que hay que averiguar es quién difunde los videos de los acosos. “ Hay que saber el origen, quién lo sube y quién lo comparte. A partir de ese punto es donde se puede empezar a retirar el video, la imagen o el comentario ”.

“Cuando se hacen este tipo de subidas en algún ámbito reducido como en una escuela, lo fundamental es que tanto los padres como los directores traten de ponerse en contacto con el causante para bajarlo. Pero hay que tener en cuenta cuando la imagen es de un menor de edad y lo produce un adulto”, explicó.

Si el acoso lo realiza un menor de edad hacia otro no existe ninguna responsabilidad penal. Solo hay que hablar con los padres del primero para poder acceder a esa cuenta y cortar la multiplicación del material.  

Cuando el acosador es un adulto, y no es cercano al menor como por ejemplo del ámbito escolar, “tendremos que proceder a investigar de qué computadora, IP o dirección surgió el material, y para saberlo hace falta un procedimiento judicial de por medio”.

Si hay un menor implicado hay que efectuar la denuncia. “Hay fiscalías especializadas en todas las provincias y en la Ciudad de Buenos Aires. Hoy en día ya se comprenden estos delitos, hay jueces que tratan estos temas, existe alguna jurisprudencia y las policías del país tienen divisiones para tratar estos delitos”.

Cuando un padre advierte que existe algún problema con un menor conviene recurrir a la justicia y aportar la mayor cantidad de pruebas posibles: capturas de pantalla, comunicaciones de mails, de WhatsApp o de chats. “ Cualquier tipo de imagen que pueda aportar algo a la investigación es fundamental ”,

Si no se denuncia, el delincuente o el acosador continua en el acoso, y la víctima sigue siendo víctima, agregó el abogado.

Hoy hay procesos de investigación muy bien tratados y tenemos que tener en cuenta que el origen de todo este tipo de prácticas siempre es anónimo, aunque nosotros tengamos alguna sospecha, explicó Martínez Fazzalari y remarcó que la justicia no se hace con sospechas sino con certezas, y hay que llegar a ellas. 

Al finalizar la entrevista el abogado añadió el siguiente consejo: denunciar cualquier tipo de acoso o violencia que se ve en las redes sociales.


Este artículo fue publicado el día DOMINGO 15 DE ABRIL DE 2018 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.